La anemia es un trastorno causado por la disminución de la cantidad de hemoglobina en la sangre, que se produce principalmente por la falta de hierro o una mala absorción de este componente. Como consecuencia, se pueden derivar problemas de salud entre leves y graves, dependiendo de la causa específica de la condición de la anemia.

Además de por la deficiencia de hierro, la anemia se puede producir por otros factores como la falta de ácido fólico y vitamina B12, factores hereditarios de las células sanguíneas e incluso enfermedades crónicas. Este trastorno de salud es uno de los más comunes en materia de nutrición en todo el mundo, afectando principalmente a mujeres y niños.

En Castillo y Asociados trabajamos en la prevención, que es la clave para fortalecer y recuperar la salud en nuestro país. Con nuestro Seguro de Gastos Médicos Mayores contarás con una red extensa de médicos y hospitales que te ayudarán a combatir cualquier padecimiento.

¿Cómo sé que padezco anemia?

Los síntomas de la anemia pueden variar dependiendo de la edad y la nutrición de la persona, pero en general se manifiestan a través de:

  • cansancio y agotamiento
  • debilidad
  • dificultad para respirar al realizar esfuerzo
  • tristeza
  • apatía
  • taquicardia (ocasionalmente)

Sin embargo, cabe destacar que la anemia puede ser en muchas ocasiones asintomática, por lo que las personas que la padecen es posible que no se den cuenta de ello hasta que no se realizan un análisis de sangre donde se ve reflejado.

Una buena alimentación es clave para su prevención y también su tratamiento. A continuación te compartimos algunos alimentos que te ayudarán a combatir la anemia y ganarle la batalla a este problema de salud:

Espinacas

Esta espectacular verdura de hoja verde se caracteriza por su alto contenido en hierro, fibra, vitamina A, B9, C y E, beta-caroteno, y es una fuente significativa de calcio. Todas estas propiedades la convierten en una de las mejores aliadas para combatir la anemia, por lo que se recomienda consumir media taza de espinacas al día, para obtener aproximadamente el 20 ciento de los nutrientes de hierro. Así mismo, también se recomiendan otros vegetales de hojas verdes como el brócoli, la col, lechuga y acelgas.

Granadas

Las granadas tienen una fuente significativa de hierro, que se suministra a la sangre. Gracias a sus propiedades, es muy efectiva para tratar la anemia. Además, este alimento es rico en vitaminas, fibra y potasio, lo cual estimula un flujo de sangre saludable.

Jitomates

Los jitomates son una fuente rica en vitamina C, vitamina E y betacaroteno, nutrientes esenciales para el tratamiento de la anemia. Para absorber sus nutrientes se recomienda beber un vaso de jugo de jitomate todos los días.

Alimentos de origen animal

Los alimentos de origen animal representan la mayor fuente alimenticia de hierro, pues además, contienen hierro “hemo” que se absorbe hasta en un 30 por ciento más que los alimentos de origen vegetal. Se recomienda el consumo de carnes rojas, hígado, mariscos, pescado azul, entre otros.

Frutos secos

Se recomienda solamente tomar de 4 a 6 unidades diarias. Puedes alternar entre almendras, nueces, pistaches, semillas de girasol o avellanas. De preferencia, consúmelas en su versión natural y sin sal (evitando las fritas) ya que son mucho más saludables. A pesar de ser buenos para el corazón y el cerebro, no te excedas pues tienen un alto contenido calórico.

Avena

Dos cucharadas de avena pueden llegar a aportar hasta 4,5 mg de contenido de hierro en el organismo. Para este caso en especial se recomienda adquirir harina de avena fortificada, ya que ésta tiene un plus extra de vitaminas del grupo B.

Huevos

Un solo huevo puede aportar hasta 1 mg de hierro, y por lo tanto, incluirlo con frecuencia te dará un suministro generoso de nutrientes a la dieta con una pequeña cantidad de calorías. En este caso se recomienda consumir el huevo acompañado de un vaso de jugo de naranja, ya que esto favorece la asimilación del hierro en el organismo.

Legumbres

Las legumbres son una de las mayores fuentes naturales de hierro, por lo que son claves para el tratamiento y la prevención de la anemia. Los frijoles, las lentejas, los garbanzos, entre otros, aportan hasta 5mg de hierro en una taza. Las lentejas en especial tienen un efecto más poderoso y además, están enriquecidas con proteínas y son bajas en grasa, por lo que son muy recomendadas para tratar la anemia.


Si padeces algún síntoma de los indicados, es muy importante acudir al médico pues la anemia más que una enfermedad propiamente dicha es el síntoma de una condición determinada, ya sea la deficiencia de hierro o cualquier otro padecimiento mayor como problemas renales, defectos en la síntesis de determinados compuestos, entre otras.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

Una dieta sana ayuda a combatir la anemia

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión