Aunque no lo creamos, toda vivienda es un organismo vivo en el que varios sistemas funcionan y conviven para proporcionarte una estancia lo más cómoda posible. Sin embargo, como todo, tiene sus ciclos de vida, sus accidentes, su desgaste… y tarde o temprano puedes tener por seguro que algo fallará.

Conscientes de la importancia de mantener protegido el patrimonio de la familia ante cualquier eventualidad, en Castillo y Asociados te ofrecemos un Seguro de Hogar adecuado a tus necesidades específicas, independientemente de si eres propietario, inquilino o arrendador con una amplia gama de coberturas a tu alcance.

Teniendo esto en cuenta, es necesario contar con una atención constante y tener presente el realizar pequeñas reparaciones lo antes posible para evitar daños mayores. Te compartimos algunos de los desperfectos más frecuentes que suceden en una vivienda:

Reparar goteras

Arreglar goteras es un asunto primordial para el mantenimiento de la azotea o el tejado de nuestras casas. Al arreglar goteras prevenimos posibles daños a nuestros aparatos eléctricos gracias a la humedad. El no reparar humedades en techo a tiempo ocasiona desprendimiento de pintura. Al eliminar goteras en techo evitamos problemas mayores como fugas, oxidación de los tubos, y posibles cortocircuitos.

Llaves y depósitos que pierden agua

La tubería de tu hogar te surte de agua varias veces al día en distintos puntos de la casa y es aquí donde se producen algunas de las averías más comunes. Algunas podrás advertirlas, como los atascos en inodoros, fregaderos o tinas. Otras, como las roturas de cañerías, son casi imposibles de predecir.

Reparaciones pequeñas en casa

Desde reparar la pintura o el yeso de una pared, hasta lámparas descolgadas o apliques eléctricos estropeados. Lo mejor es tratar las instalaciones con cuidado, y utilizar siempre los medios adecuados para fijar decoración en paredes (cuanto menos invasivos, mejor, siempre que se mantenga la seguridad).

Destapar el excusado

Existen muchas razones por las que se puede tapar el excusado, solamente recuerda que no debes jalar muchas veces la cadena si no funcionó desde la primera vez. Evita utilizar soluciones químicas, ya que pueden dañar al medio ambiente e incluso tus tuberías. Si tienes problemas, recuerda llamar a un plomero.


Cambiar interruptores de luz

Aunque lidiar con la instalación eléctrica es algo que se debe dejar a los profesionales, reemplazar los interruptores es una tarea relativamente sencilla y común ya que se ensucian y desgastan con el uso. ¡Recuerda que antes de ponerte manos a la obra, es fundamental apagar la corriente!

Es tarea de todos los días hacerte cargo de las tareas en tu hogar; de aquellos eventos que se escapen de tu control se encarga Castillo y Asociados. Contratando nuestro Seguro de Casa-Habitación lograrás vivir con tranquilidad cada día y asegurar tu hogar ante posibles accidentes.

Si deseas más información, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a juanjose@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

Reparaciones comunes en casa

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión