En nuestro país, cada vez se adquieren pólizas para prevenir y planificar aspectos importantes de la vida, sobretodo en algunos productos; sin embargo, hay otras que no se consideran con la importancia que pueden tener, tal es el caso del seguro educativo.

México está en el camino de forjar una cultura de ahorro más influyente y más importante; no obstante, aún falta mucho por recorrer en el tema de preparación del futuro. Los padres están cada vez más preocupados por el tema de la educación de sus hijos buscando un producto que cubra sus necesidades.

En Castillo y Asociados contamos con un seguro como SeguBeca un programa de ahorro y protección,  con un vencimiento dotal (entrega de capital) al término del contrato que tiene como objetivo garantizar la educación universitaria o el desarrollo profesional del niño(a) asegurado, viva o no el contratante, quien puede ser papá o mamá.

El dólar, un tema que preocupa poco en este producto. Ello puede ser una situación que impacte el bolsillo de los asegurados, debido a la alta volatilidad que actualmente se vive en el mercado cambiario, y puede complicar a quienes tienen en dicha moneda la manutención de la prima.

La contratación de los seguros educativos en Udis es la mejor opción para contratar SeguBeca, ya que permiten conservar el poder adquisitivo eliminando los efectos de la inflación. A diferencia de los Dólares U.S. no están sujetas a la ley de la oferta y la demanda, ni a la inflación de los Estados Unidos. Proporcionan, además, un interés real, o sea, por arriba de la inflación.

¿Cómo actúa SeguBeca?

Cuando el asegurado, en este caso el niño(a), llegue con vida al término del contrato o plazo del seguro (una vez cumplidos los 18 años), el plan le otorga un importante respaldo económico para el pago de sus estudios superiores. Es oportuno mencionar que la persona que recibirá el dinero se le designa como beneficiario en la póliza y solamente éste podrá cobrarlo sin ser posible que lo haga otra persona en su lugar.

Si el menor llegara a fallecer, la compañía le regresa al contratante las primas pagadas para el seguro básico invertidas hasta ese momento.

En caso del fallecimiento del contratante, Castillo y Asociados gracias a su alianza con Seguros Monterrey, pagaría un seguro de vida al beneficiario designado y SeguBeca quedaría automáticamente pagado, entregándose el importe de los estudios al niño(a) asegurado(a) al cumplir los 18 años.

Beneficios adicionales para el contratante

Cláusula de muerte accidental: en caso de fallecimiento del contratante, se duplica la suma asegurada, y dependiendo de las causas, se puede triplicar.

Cláusula del pago de suma asegurada por invalidez total y permanente del contratante: si por accidente o enfermedad el contratante se incapacita, se le entrega la suma asegurada en 24 mensualidades. Es bueno mencionar que el seguro para el contratante se puede incrementar en relación al SeguBeca del niño(a).

En términos generales, estas son algunas características del seguro que garantiza la entrega del dinero para la educación de los jóvenes, esté o no el contratante.

Si deseas más información puedes revisar en nuestra página web el apartado SeguBeca, o bien contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

México carece de cultura de seguro educativo

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión