Todos somos conscientes (además que la ley lo prohíbe) de los grandes riesgos que corremos si manejamos en estado de ebriedad o bajo la influencia de alguna sustancia nociva. El conductor pierde sus plenas capacidades pudiendo causar algún accidente.

En ese sentido, el cansancio y el sueño también disminuyen nuestros niveles de atención y reacción. Entonces, ¿es más peligroso circular ebrio que con sueño?

Se ha demostrado que una persona con 18 horas de insomnio es casi tan riesgosa al conducir como aquella que maneja ebria. La falta de descanso puede producir entre los conductores efectos como:

  • Reducir el tiempo de reacción
  • Dañar el juicio y la visión
  • Reducir la atención a señales importantes, a cambios en el camino y a las acciones de otros vehículos.
  • Disminuir la agudeza, dificultando la visión de obstáculos, especialmente cuando maneja en la oscuridad o por tiempo prolongado.
  • Aumenta el mal humor y la conducta agresiva.

La prevención es la mejor protección, es por esto que es importante contar con un seguro y verlo no como un gasto si no como una inversión. En Castillo y Asociados te ofrecemos una gran variedad de Seguros para Vehículos entre los que puedes elegir dependiendo de tus necesidades.

¿Cuáles son los síntomas de la somnolencia?

  • Párpados pesados, dificultad para concentrarse y parpadeo frecuente
  • Pensamientos errantes
  • No recordar haber conducido los últimos kilómetros
  • No percatarse de las señales de tránsito o salidas
  • Bostezar de manera constante
  • Errores de conducción frecuentes, como salirse del carril
  • Irritabilidad
  • Dificultad de visión
  • Problemas para mantener la cabeza en alto

¿Cómo podemos prevenirla?

Existen muchas cosas que puedes hacer para prevenir este problema. La más importante es dormir entre 7 y 8 horas cada noche. Si estás manejando y te sientes muy cansado, busca un lugar seguro y alumbrado en donde puedas tomar una siesta, o un hotel si viajas por carretera.

Si debes afrontar un viaje largo, recuerda debes parar cada dos horas, hidratarte, realizar estiramientos de las extremidades y no tomar alcohol 48 horas antes. Además, es importante llevar un copiloto para dividir el trayecto y hacerlo más agradable.

Por otro lado, si puedes, evita manejar entre las 3 y las 5 de la mañana y la 1 y las 3 de la tarde. Según estudios, estos son los momentos en que el ser humano se siente más fatigado en todo el día por causa de un fenómeno llamado ritmo cronobiológico, demostrando que la  concentración a estas horas del día es mínima.

Otros factores de riesgo

Algunos medicamentos para la gripa o alergias pueden causar somnolencia, por lo que es importante consultar con tu médico si existe este efecto. Esto también aplica en caso de que estés tomando pastillas para dormir.

Ser un buen conductor no solamente se limita a respetar el reglamento y a los otros conductores, también implica estar preparado físicamente para tomar el volante. ¡Evitar accidentes está en nuestras manos!

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Vehículos, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o bien, enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

Los peligros de conducir con sueño

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión