Todos estamos algún día más cansados que otro pero si este cansancio se convierte en crónico, es probable que padezcas fatiga.

La fatiga puede estar causada por el estilo de vida que llevamos: insomnio, una alimentación deficiente, padecer estrés, etc.

En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención, así como en la formulación e implementación de soluciones personalizadas para lograr que los asegurados vivan con tranquilidad cada día. Con nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores está garantizada la no descapitalización económica de una familia o persona en caso de presentarse una enfermedad o un accidente, incluyendo todos los hospitales de la República Mexicana y en caso de emergencia, se cubre el extranjero.

Entonces ¿por qué estamos cansados todo el tiempo? ¿lo podemos remediar?

A continuación, te compartimos algunas de las razones por las que podría ocurrirnos y cómo solucionarlas:

Una vida sedentaria: al movernos generamos una energía interna que propicia que nos sintamos mejor. No basta con ir al gimnasio una hora y luego estar todo el resto del tiempo sentados. Se trata de hacer 2 minutos de ejercicio cada 90 minutos, por ejemplo, una sentadillas o saltos en tijera (abriendo y cerrando las piernas a la vez que elevas los brazos). Esto nos ayudará a generar la suficiente energía y evitar sentirnos fatigados.

Problemas al dormir: es muy importante contar con ciclos de sueño saludables ya que si no lo son, no importa cuántas horas duermas: te sentirás cansado. Normalmente, se producen 4 o 5 ciclos en el sueño, cada uno de aproximadamente 75 a 90 minutos y cada uno se correlaciona con una regeneración específica o la desintoxicación de las células y órganos en todo el cuerpo. Estos ciclos pueden verse interrumpidos, por ejemplo, por un alto nivel de cortisol (la hormona del estrés). La solución: exponerse a la luz para bajar el nivel de cortisol en la noche, una dieta equilibrada sin alimentos procesados, y los nutrientes necesarios para un buen sueño (vitamina C, selenio, potasio, Omega 3s, melatonina, vitamina B6, calcio, vitamina D y triptófano).

Evita el estrés: el estrés es uno de los mayores culpables hoy en día de nuestra crisis de energía tanto mental cómo física. Al elevarse los niveles de la hormona cortisol, también se incrementa la glucosa, para asegurarse de que el cuerpo cuenta con energía. Ese incremento puede dar lugar a diabetes, con todo lo que esta enfermedad conlleva, como aterosclerosis, neuropatía, problemas renales, etc. ¿Cómo podemos reducirlo? Controlando la respiración con ejercicios o disciplinas como el yoga, la meditación, el taichi o el qigong. Cualquiera de ellas es válid y solo te llevará unos 30 minutos al día.

Falta de nutrientes: la molécula que hace posible que la energía llegue a las células se llama trifosfato de adenosina o ATP. Sin embargo, para realizar su función necesita de magnesio. Este mineral es vital para la liberación de energía, entre muchas otras funciones del organismo. Si estamos cansados, debemos compensar el déficit de magnesio comiendo alimentos que contienen más, como las espinacas, las pepitas de calabaza, la harina de maíz, los frijoles, almendras tostadas, arroz integral, entre otros.

Una buena hidratación: la deshidratación celular puede dañar el ADN. Las células, los tejidos y los órganos funcionan en un entorno acuoso. Por eso, es muy recomendable beber agua, especialmente una buena cantidad por la mañana después de levantarnos. De esta manera, te aseguras de que ya vas hidratado para cuando empieces tu actividad diaria.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

¿Conoces los motivos de tu cansancio?

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión