La salud mental se explica en el equilibrio que mantiene un individuo con su entorno socio-cultural. Se trata de un estado emocional y psicológico, con el que la persona es capaz de hacer uso de sus habilidades emocionales y cognitivas, sus funciones sociales y sus labores ordinarias.

En México al menos 14.3 por ciento de los ciudadanos padece trastornos de ansiedad generalizada, que es la enfermedad de salud mental más común en el país. De acuerdo al INCIDE, en México “hay más deprimidos que diabéticos”.

Paradójicamente, dos terceras partes de las personas que padecen enfermedades mentales siguen pensando que su mal es producto de una debilidad de carácter y no de una enfermedad neurobiológica. Solamente el 10 por ciento de quienes padecen una enfermedad mental asocian que es una enfermedad del cerebro a diferencia de otros males, por ejemplo, si tengo asma, sé que es una enfermedad de los pulmones.

Otras enfermedades mentales en cifras

  • 6 millones tienen problemas relacionados con el consumo de alcohol
  • 9 por ciento trastornos de adicciones
  • 6 por ciento esquizofrenia
  • 4 por ciento trastorno bipolar

Cuidarnos y ser previsores es la mejor herramienta que tenemos para fortalecer nuestra salud. En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención, así como en la formulación e implementación de soluciones personalizadas para lograr que nuestros asegurados vivan con tranquilidad cada día. Contamos con la mejor solución para ti gracias a nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a conseguir una salud mental sana:

  1. Vivir en el presente y no en el pasado: si estamos constantemente recordando las cosas que ya nos pasaron y nos hicieron daño, solamente nos enfrentamos a las ideas de culpa y a la frustración de no poder cambiar las cosas. Así mismo, si sólo nos preocupamos por lo que puede pasar, pero que todavía no sucede, nos condenamos a ser presa fácil de la ansiedad anticipatoria a los eventos que no podemos controlar.
  2. Aprende a decir que no: una muy mala costumbre que tenemos en México es que nos sabemos decir que no. Desde una invitación a comer hasta pedir un favor, por sistema siempre decimos que sí, aunque no nos apetezca. Esto hace que nos carguemos de demasiadas responsabilidades, más de las que podemos cumplir y nos podamos llegar a estresar por no llegar a todo.
  3. Contar con una buena red de apoyo: cuando tenemos problemas, es un claro error creer que tenemos la obligación de resolverlos sin ayuda de los demás. Es el momento ideal para solicitar ayuda a nuestros amigos y familiares. De igual forma, debemos sacarnos de la cabeza la idea de “ser débiles” si pedimos a los más cercanos que nos ayuden.
  4. Date tiempo y realiza actividades lúdicas: cuando tenemos más dificultades creemos, erróneamente, que si dedicamos todo nuestro tiempo y esfuerzo a resolverlas vamos a ser más efectivos. Muchas de estas soluciones se nos presentan cuando estamos en actividades de diversión o de distracción de las actividades cotidianas.
  5. Mantén siempre pensamientos positivos: porque los negativos sólo absorben energía y no te sirven de mucho para tener un buen estado de salud mental. Lo mejor será que mantengas optimismo ante la vida, que conozcas lo que te hace feliz y aprendas a equilibrar y a aceptar lo que no puedes cambiar. A final de cuentas, todo se trata de ser feliz.
  6. Aprende a meditar: uno de los mecanismos que más funciona dentro de la salud mental es el ejercicio de la meditación como disciplina de psicoterapia. Se le conoce como Mindfulness o ‘conciencia plena’ y consiste en sentir una cosa a la vez y poner todas nuestras capacidades en lo que estoy sintiendo, pensando y enfrentando en este momento.
  7. Resuelve los problemas de uno en uno: cuando una persona padece ansiedad, acostumbra a contar con una gran cantidad de situaciones problemáticas que se convierten en un consolidado imposible de resolver. Un ejercicio obligado es pensar en jerarquizar los problemas, analizarlos uno por uno, y tomar la decisión de resolverlos de uno en uno, comenzando por el más importante y aquel que nos abra la puerta para seguir solucionando los demás hasta que el panorama sea más claro.
  8. Comer bien: el órgano principal donde se asientan las funciones mentales es el cerebro. Por lo tanto, favorecer la salud cardiovascular, tiene repercusiones claras en que nos enfermemos menos.
  9. Dormir bien: de acuerdo a una encuesta de salud y nutrición realizada en Estados Unidos, las personas que duermen más de 6 horas diarias, tienen menos eventos de hipertensión, regulan mejor su diabetes y se deprimen mucho menos.
  10. Conocer los antecedentes familiares: todas las enfermedades mentales cuentan con una facilitación hereditaria básica. No tenemos enfermedades de herencia obligatoria, pero si el incremento en la posibilidad de padecerlas si nuestros parientes en primer grado las sufrieron. El riesgo de depresión se incrementa cuatro veces, si mis dos padres tuvieron trastorno bipolar mi posibilidad es de un 75 por ciento, el de esquizofrenia se aumenta 6 veces, o el de una demencia se sube al doble.

Lograr superar cualquier enfermedad mental depende de ti. ¡Lo que es seguro es que a mayor felicidad y tranquilidad, mejor salud! Si deseas más información de nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

¿Cómo lograr tener una buena salud mental en 2017?

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión