¿Aún no tienes planes para dar el Grito y no quieres gastar mucho dinero? ¿Sabías que esta celebración es un riesgo para el bolsillo de millones de mexicanos, que son capaces de desembolsar entre 10 y hasta 30 por ciento de sus ingresos en comilonas, fiestas, brindis, música, antros o viajes cortos?

De acuerdo con la Condusef, los mexicanos gastamos entre 500 y mil pesos en el festejo del 15 de septiembre, del cual 77 por ciento se distribuye en comida, 23 por ciento en bebidas alcohólicas y 15 por ciento en adornos y vestimenta.

Es por esto que en Castillo y Asociados apoyamos y enseñamos desde joven los beneficios de pensar en el mañana, para que tu ahorro de mediano y largo plazo te sirva para crear un patrimonio. Nos avala una experiencia de 40 años en el mercado mexicano, en los que hemos trabajado y trabajamos diseñando estrategias de educación e inclusión financiera dirigidas a fomentar la cultura del ahorro entre la población de nuestro país.

Los que gastamos durante el Grito

Las familias mexicanas gastan, organizar una noche mexicana en casa por persona, entre 90 y 230 pesos, en la que se incluyen uno o dos platillos tradicionales: pozole, tostadas, sopes, pambazos o tacos, refrescos y bebidas alcohólicas.

Pero si la convivencia patria se traslada a un restaurante, el menú individual oscila entre 150 y 260 pesos; en un antro, la cuenta crece hasta 800 pesos por persona, y en un viaje corto –en un hotel de tres estrellas, con cena-baile y una noche de hospedaje–, la inversión puede oscilar entre mil 500 y tres mil 600 pesos por persona.

¡Que tu cartera no dé el Grito!

Para dar el Grito sin gastar tanto, es recomendable:

Arma un presupuesto para la fiesta, ya sea en casa o en el bar. Así sabrás cuánto dinero necesitas para la comida, bebidas y decoración o, bien para el pago del cover, bebidas, transporte y estacionamiento.

Organiza una noche mexicana en casa. El gasto por persona, para los platillos, refrescos y bebidas, oscila entre 80 a 120 pesos, cuando en los antros la suma llega a 800 pesos.

No asumas todos los costos. Júntate con la familia o amigos cercanos para fijar un presupuesto y así cobrar partes equitativas a todos los invitados. Otra opción es una fiesta de “traje comida o traje las chelas”.

Decora el espacio de la fiesta con lo que tienes en casa. Esto disminuye hasta 20 por ciento del presupuesto o, bien, organízate para hacer manualidades con materiales de bajo precio.

Si prefieres festejar en un bar o restaurante. Reserva y no acudas a lugares que exigen un consumo mínimo o la compra de una botella. Aprovecha las ofertas, reserva con tiempo y no salgas a ver dónde encuentras una mesa disponible.

No consumas bebidas alcohólicas adulteradas. Revisa que la botella tenga las etiquetas y sellos de la Secretaría de Hacienda. Evita comprar en tianguis o puestos ambulantes.

Evita usar tarjetas de crédito. La euforia de las celebraciones nos lleva al clásico tarjetazo; lo recomendable es hacer uso de este instrumento de pago cuando se trate de un bien duradero.


¡Recuerda que para disfrutar de cualquier fiesta, lo más importante es gozar de la compañía de los seres amados!

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Ahorro, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

Cómo disfrutar sin gastar tanto durante el Grito

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión