Si estás pensando en contratar un seguro de gastos médicos mayores, es importante que te tomes el tiempo necesario para evaluar cuál es la mejor opción. Debes de tener muy claro qué y cuánto vas a pagar, qué servicios te van a ofrecer, a qué red médica tendrás acceso, entre otras cosas.

Cuando contratas un seguro de gastos médicos mayores no es para remediar problemas, sino para prevenir, es decir, se debe de contratar cuando la persona está sana.

En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención, así como en la formulación e implementación de soluciones personalizadas para lograr que los asegurados vivan con tranquilidad cada día. Al contratar Alfa Medical Flex, cuentas con nuestro producto más innovador en Seguros de Gastos Médicos Mayores, con acceso a toda nuestra red médica, tarifas accesibles y el respaldo de contar con una protección médica segura.

Para evitar fraudes, asegúrate que la persona que te ofrece el seguro está certificada. En Castillo y Asociados contamos con el personal capacitado y certificado por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas para un servicio oportuno y de primer nivel en reclamaciones e indemnizaciones.

Estos son algunas de las claves que debes de conocer:

La cobertura: es un error muy común creer que los seguros médicos privados lo cubren todo y, muchas veces, cuando toca pagar a final de mes aparecen sorpresas. Antes de contratar hay que conocer qué cubre ese seguro: las hospitalizaciones, pruebas diagnósticas, tratamientos…

La suma asegurada: se refiere a la cantidad máxima que pagará la aseguradora por algún accidente o enfermedad.

Período de carencia: la mayoría de los seguros médicos cuentan con determinados periodos de carencia, en la mayoría de los casos, aplicados a pruebas diagnósticas y tratamientos complejos. Esto significa que aunque puedes tener acceso a pruebas diagnósticas sencillas (como análisis de sangre y de orina, ecografías y radiografías…), y a consultas de especialistas médicos, para otros casos debes esperar un determinado periodo de tiempo ya que en caso contrario la aseguradora no te cubriría dicho servicio y por tanto tendrías que ser tú quién pague los gastos.

Red médica: significan los médicos y hospitales a los que puedes tener acceso con el seguro.

Coberturas incluidas y no incluidas: es común cometer el error de contratar un seguro médico más económico sin pararnos a leer qué coberturas se encontrarían incluidas o no. Cuando el asegurado elige una prima baja, aumenta el costo del deducible, y viceversa, cuando la prima es alta, el monto del deducible baja. Entonces, se elige un deducible alto cuando se apuesta porque no se utilizará el seguro y deseas pagar una prima baja de acuerdo a tus posibilidades. Por el contrario, se elige una prima alta, para que en caso de enfermedad o accidente pagues un menor deducible y el resto lo pague la aseguradora.

Enfermedades diagnosticadas con anterioridad: estos padecimientos son aquellas patologías que la persona presenta con anterioridad a la fecha de la contratación del seguro médico. La persona tiene la obligación de informar de ellas en el cuestionario de salud que le aporta la aseguradora. En estos casos, es la compañía de seguros la que finalmente te indicará si te cubre o no esas patologías, y si te las cubre lo más habitual es que te suba un poco el precio.

Compara: es importante que antes de contratar una póliza de salud, compares no solamente los precios, sino también en sus coberturas y características, ya que puede ocurrir que por unos pesos más al mes puedas disfrutar de un seguro de salud más completo en la competencia. Por ello es importantísimo informarse bien, tener paciencia y leer bien el contrato del seguro y todas y cada una de sus condiciones.

Si deseas más información de nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Castillo y Asociados

Claves a tener en cuenta cuando contratas un seguro de gastos médicos mayores

Bernabé Castillo Tenorio


Mi carrera inició en Seguros Monterrey, en el año de 1975. Junto con mi esposa Elisa Ayala, formamos la firma de asesoría financiera Castillo y Asociados (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.


Post navigation


Me interesa mucho tu opinión